jueves

PERO ¿ME VAS A COMPRAR?

La relación entre productores y consumidores es parte de un proceso diario que nos impone el comercio a nivel mundial y probablemente muchos consumidores no se percatan que sus derechos están siendo violados sin que ellos mismos se den cuenta. Una manera que los vendedores utilizan para que un consumidor adquiera un producto o servicio no es precisamente convenciéndolos sino insistiendo y comprometiéndolo a comprar algo y si esté no adquiere el producto, pues es maltratado.


Pero ¿Me vas a comprar?

No todas las personas tienen referencia acerca del Código de protección y defensa del consumidor, muchos desconocen sus derechos como consumidores; al preguntar a la población acerca del conocimiento de los derechos del consumidor, tuvieron como respuesta lo siguiente:
> “…Los derechos del consumidor, no, lo desconozco”
> “…Sí, algunos de los derechos del consumidor es el derecho a la garantía de lo que uno compra…”
> “…mmm si el producto le sale mal, tiene derecho a que se lo cambie.
Los comerciantes también opinaron acerca de los derechos del consumidor y éstos fueron los resultados:
> “…Todos los comerciantes estamos obligados a dar una factura y una buena atención…”
> “…nuestro deber es que el producto tratar de que el producto le llegue bien al cliente…”
> “…Si la mercancía les sale mal pues nosotros les hacemos los cambios…”
Sin embargo este Código de protección y Defensa del Consumidor abarca muchos aspectos para el beneficio de los consumidores. El doctor Crisólogo Cáceres, representante de ASPEC,  (Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios) , en una entrevista al diario El Comercio, aconsejó cómo el consumidor puede hacer valer sus derechos:
“El público lo primero que tiene que hacer es familiarizarse con este código, lo segundo, conocer sus derechos, el código tiene una serie de mecanismos sumamente sencillos para que el consumidor pueda hacer valer sus derechos”
El código del consumidor abarca muchos aspectos, por ejemplo, las empresas de telefonía que nos bombardean con mensajes de texto ofreciéndonos promociones y una vez que aceptamos por tanta insistencia, es todo un embrollo desafiliarnos de dichas promociones; la publicidad en la televisión es demasiada engañosa, mientras nos distraen con imágenes y voces, en la misma pantalla de nuestros televisores aparecen letras microscópicas detallando las promociones; las abacerías ofertan sus productos porque la fecha de vencimiento expiró y son borradas y de esta manera amenazan a nuestra salud.
Raúl Brañez Castillo

1 comentario:

  1. Mmmmm interesante el artículo...sigan adelante

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario para mejorar nuestros trabajos.

Para comentar elige en "Comentar como: Seleccionar perfil" la opción:
Nombre/URL si tienes un blog, web, correo electrónico o
Anónimo si no tienes blog o web pero incluye tu nombre después de tu comentario.

Gracias por visitar La Feria de la Información.